Estudiar de forma asincrónica

Desayunar, viajar, trabajar, almorzar, trabajar, viajar, estudiar, viajar, cenar, dormir, repetir.

Hoy en día estamos acostumbrados a vivir una vida sincrónica, presencial y prácticamente inmediata. Si alguien nos "clava el visto" nos ofendemos, si alguien no nos responde rápido nos enojamos, si alguien llega tarde o se va temprano, asumimos que está haciendo mal su trabajo. En este articulo quiero hablar sobre este mindset que tenemos como sociedad y que cosas podemos hacer para cambiarlo.

En un día normal, estamos acostumbrados a salir de casa a las 8 de la mañana para llegar al trabajo a las 9. Mientras que caminamos hasta el subte, rezamos que la linea no este demorada, que no se rompa mientras estamos en viaje y tener un poco de lugar para poder sacar el celular y darle algo de utilidad a esa hora de viaje. Trabajamos las clásicas 9 horas y volvemos a repetir el mismo proceso para ir a estudiar.

Acá nos encontramos con nuestra primer barrera. ¿Voy a estudiar o me vuelvo para casa? ¿Que materia tengo hoy? Ya fue, después pido los apuntes o me pongo al día el fin de semana.

Asumiendo que superamos esa barrera, llegamos a la facultad / curso y estamos exhaustos . Para este momento del día ya perdimos 2 horas en viaje y sabemos que todavía nos queda estudiar, pensar en la cena, volver a viajar y repetir todo el proceso al otro día porque recién es Lunes.

Como probablemente ya hayan notado, el proceso que acabamos de mencionar es súper tedioso y con una gran tendencia a fallar. ¿Qué pasa si se demora el subte? ¿Qué pasa si tengo que hacer un tramite? ¿Qué pasa si me duele la cabeza? ¿Qué pasa si simplemente no estoy enfocado?

La respuesta para todas esas preguntas es exactamente la misma. Perdés tiempo, te estresás y empezás a pensar en abandonar lo que estas haciendo por no poder mantenerte al día o invertir el tiempo suficiente.

Como sociedad estamos acostumbrados a esta realidad y la aceptamos. Sin embargo, ya tenemos a nuestro alcance la tecnología (pero no las herramientas) para cambiarlo. Probablemente lo primero que pienses como potencial solución es migrar todo a una modalidad online y si bien puede ser una gran solución, trae toda una nueva serie de problemas. ¿Qué pasa si me quedo sin internet? ¿Qué pasa si no entiendo algo? ¿Qué pasa si quiero mostrarle al profesor un ejercicio que estoy haciendo?

Desde mi punto de vista, el problema no es donde estudiamos, sino en que momento. Como ya se menciono al principio del articulo, estamos acostumbrados a una vida sincrónica, basada en horarios y por ende, poco eficiente para nuestro desarrollo personal.

La solución es un modelo de estudio flexible. En donde si bien las clases se pueden tomar de forma presencial, también se pueden acceder en vivo de forma remota para quien lo requiera. Esto, por una lado tiene el potencial de abrirle la puerta a personas que vivan lejos pero elijan cursar de forma presencial y por otro le permite a las personas que viven cerca elegir si quieren invertir el tiempo en viajar para tener la clase de forma física o si prefieren ahorrar ese tiempo y acceder de forma digital.

La segunda gran ventaja de este modelo es que por definición, si algo se esta transmitiendo, también tiene la capacidad de ser grabado y subido a una plataforma para poder consumir una clase en el momento que se quiera, la cantidad de veces que se quiera. Eso quiere decir que si un día tenes que hacer un tramite, te sentís mal o simplemente no estas lo suficientemente enfocado para tomar una clase, podes ver la clase al otro día sin perderte la explicación de primera mano ni depender de apuntes de terceros.

Con esa mentalidad creé CourseIt, una escuela de programación en donde damos cursos introductorios y avanzados. Pero hay que seguir avanzando en este camino y tratar de llevar esta linea pensamiento a instituciones menos actualizadas como por ejemplo la universidad.

Si llegaste hasta y te gustó el contenido, tenes alguna sugerencia para hacer o bien te quedo alguna duda, podes seguirme en Twitter clickeando en el siguiente link

Juani Gallo

Read more posts by this author.